domingo, 24 de enero de 2016

Juegos en familia para aprender a manejar las emociones

Hola familia!!,
Me encanta compartirte juegos y herramientas que he experimentado y utilizado en mi casa con mis hijos. No siempre escribo sobre todas las que hago, ya que  las que no me funcionan o no les veo los resultados esperados, esas no suelo hablarte de ellas. Me gusta  contarte cosas que sean útiles y prácticas, que puedas hacer de forma sencilla sin grandes complicaciones.
Así que hoy te traigo tres, muy chulas, ninguna es inventada por mi, "san geoogle" es mi gran fuente de recursos, ya que por la red te pueden encontrar magníficos profesionales que de manera altruista comparten sus ideas y recursos.
 Esta vez quiero hablaros de tres herramientas o juegos, como mejor lo quieras denominar. Son para usarlos en familia y facilitarte la comunicación de las emociones.

1. Tarrro de los momentos felices

 En mi pequeña mesa de la paz,  es donde tengo colocado el tarro, es una actividad que durante las navidades ha sido muy compartida en las redes. Me estuvo llegando un montón de veces, y al final me animé a hacerla. Por lo que he podido investigar, es de una autora inglesa o americana que escribió un libro de autoayuda que tuvo mucho éxito. Y esta actividad la describe en él, he intentado volver a localizar el nombre del libro y de la autora pero no doy con él. Así que si la conoces, te agradecería que me lo dijeses y así lo pongo. Por lo que tengo entendido su libro es muy  bueno.
La actividad consiste en  :
En un tarro  se  van metiendo a lo largo del año, recuerdos positivos de momentos felices, se escriben en pequeños papeles.  Al lado de mi mesa de la paz, tengo un pequeño montón de papeles cortaditos y un lápiz, para facilitar esta labor. Mi experiencia, (llevo desde el comienzo del año) es que es importante que esté en un sitio visible y accesible para hacer. Y aún así, tengo que recordar a mis hijos de vez en cuando, o en las mini asambleas de la cena si tienen algún momento feliz que le gustaría meter en el tarro.
Supongo que hasta que cojan el hábito, pero bueno, no me cuesta hacerlo. Cuando llegué el 31 de diciembre del 2016, lo abriremos y recordaremos todos esos momentos buenos que hemos vivido. También se puede abrir y leer, en momentos de negatividad o tristeza, para ayudarnos a enfocarnos en lo positivo.
¿Conocías esta actividad? ¿ te animas a hacerla?

2. Palitos parlanchines

 Esta idea me encantó en cuanto la ví, la descubrí en un canal de youtube  que se llama Sparks y Rockets. Así que la hice,  fue increíble porque a mis hijos les encantó y me la piden muchas veces. Solemos jugar mientras cenamos, de esta manera hablamos tranquilamente, por turnos. No sé si a tí te pasa, pero en mi casa, cuando llega la hora de cenar mis hijos después del día están pasados de vuelta, nerviosos, cualquier cosa se convierte en un conflicto entre ellos. Cuando utilizo este juego, les ayuda a centrarse a ir calmándose. Cómo saben la dinámica, saben que hay turnos y que hay que escuchar al otro cuando habla.  Muchas noches se convierte en un momento muy especial antes de irse a la cama.
¿En qué consiste? Es muy sencillo, en palos de polo ( los puedes encontrar en cualquier bazar o en tiendas de manualidades) se escriben pequeñas preguntas que fomenten la conversación. Cosas sobre las emociones, sobre actitudes... que les ayuden a pensar, a enfocarse en lo  positivo... Son preguntas que les ayudan a abrir su forma de ver las cosas y promueven en ellos aspectos positivos. Cada uno va cogiendo un palito del tarro y contesta la pregunta que le ha tocado, mientras que el resto escucha. Se pueden hacer varias rondas.
Algunas de las preguntas que tengo puestas yo son:

¿En qué has mejorado hoy? Les ayuda a darse cuenta de sus avances
¿Has logrado el objetivo que te propusiste? favorece que se propongan objetivos y retos.
¿Has fabricado algún objeto hoy? ¿cómo?
¿Que has aprendido hoy? les ayuda a hacerse conscientes de que todos los dias aprenden algo nuevo
¿ Qué cambiarías de tu día?
¿Qué pregunta has hecho hoy? Ayuda a cuestionarse las cosas
¿A quién has ayudado? Esta está muy relacionada con otra que favorecen el altruismo
¿Te han ayudado hoy?¿cómo has pedido la ayuda?
¿En qué te has equivocado? Es importante trasmitir que equivocarse es natural, y que son grandes oportunidades de aprendizaje.
¿Qué hay de positivo en lo que fallaste hoy?
¿Qué aprendizaje has sacado de tu equivocación?
¿cómo te has sentido cuando metiste la pata? ¿qué hiciste para solucionarlo?
¿ Has dicho a alguien que le quieres o le aprecias? les ayuda e incita a expresar sus sentimientos
¿ Cual ha sido tu momentos más alegre del día?
¿ Qué te ha hecho feliz hoy?
¿ Qué te ha puesto triste hoy?
¿ A quién has podido ayudar porque ha tenido un mal día? Fomenta actitudes de altruismo, ya que el primer dia a lo mejor no dice nada, pero queda ahí, y de manera inconsciente, la siguiente vez , ya si tiene algo que decir.
¿Que objetivo te propones para mañana?
¿ cómo has resuelto la dificultad que se te ha dado hoy?    esta es una pregunta que ultimamente se hace mucho en las entrevistas de recursos humanos, porque da información sobre lo que consideras una dificultad o problema y que recursos o vías utilizas para solucionarlo.
¿cómo te has tranquilizado después de un enfado?  esta la puse porque estuve trabajando el control del enfado con la rueda, si quieres recordar que herramienta era pincha aquí
¿Has vivido alguna injusticia? ¿qué has hecho?
¿Por qué estás agradecido?
¿Has sentido envidia?¿ qué has hecho? me parece muy interesante, para que se den cuenta que es un sentimiento mas, que todos en alguna ocasión lo sentimos  y que no es malo. Lo importante es como lo gestionamos.

Como estas  puedes inventar todas las preguntas que se te ocurran.

3. La flor de agradecimientos y reconocimientos.
Esta es una técnica de disciplina positiva, que se suele utilizar en las juntas familiares al comienzo. A mi me gusta mucho y he observado que a medida que la hacemos mis hijos van cogiendo soltura en buscar diferentes formas de alentar y de agradecer a los demás las cosas que hacen.  El alentar y agradecer, se ha comprobado que motiva y empodera a las personas. He observado que  desde que uso esta herramienta ( no tanto como me gustaría , es algo en lo que me tengo que seguir entrenando) comienzan a alentar y a agradecer, en momentos que no son los de la actividad concreta.
Me encanta, cuando después de jugar juntos o irnos a alguna actividad chula fuera de casa, me abrazan y me dicen " gracias mamá, me lo he pasado genial " lo último que me dijo mi hijo el otro día cuando fuimos a nuestra 1º clase de Mindfullness en familia  fue - "mamá hoy ha sido un día redondo", y me abrazo.  Y lo mejor es ver como se los hacen entre ellos.
Creo que es importante que aprendan a apreciar los pequeños momentos, los detalles que unos a otros nos hacemos porque nos queremos. Hay que aprender a ser agradecidos en todos los sentidos, muchas veces como padres no nos damos cuenta, pero  si no trasmitimos  la importancia de dar las gracias, de agradecer los gestos de los demás y de darles su valor. Esos niños se convierten en adultos que no sólo no aprecian cuando otro hace algo por él,  si no que se creen merecedores de ello y exigen más. Me recuerda mucho el dicho ese que decía " dame más que más me merezco". Y esa es una actitud que no me gustaría que mis hijos desarrollasen. Creo que en general la sociedad, no sabemos agradecerlas cosas buenas que nos pasan ni que se  nos dan, y eso repercute directamente en nuestra actitud ante la vida, en como la disfrutamos.De igual manera ocurre con "alentar", dar el protagonismo y la importancia al otro cuando hace algo. No es darle una palmadita en la espalda, pero si reconocerle lo que hizo. Dar reconocimiento a las personas, en general nos cuesta,pero después de mi formación como coach, me he dado cuenta que como no estamos acostumbrados el recibir reconocimientos, lo vivimos peor. ¿ No os ha pasado que cuando alguien de repente te dice lo bueno que eres en algo, no sabes muy bien como recibirlo, te da vergüenza? ¿ te quedas pensando si habrá alguna intención oculta detrás?. Tan importante es aprender a dar reconocimientos como el aprender a recibirlos.  Bueno después de este rollo filosófico, os cuento de qué trata la actividad.
Por turnos, siguiendo las agujas del reloj, se va pasando una flor ( en mi casa es un separador de libros en forma de flor, pero puede ser cualquier cosa, un muñeco, un palo....) lo importante es que de la palabra a uno y los demás escuchen. ( en mi  familia esto es lo mas complicado, todos quieren hablar) El que tiene la flor, dice un reconocimiento o un agradecimiento de cada uno de los miembros de la familia. El que lo recibe  da las gracias al que lo da. Como ves, es muy sencillo.
La forma de dar agradecimientos:
Quiero agradecer a ......... por 
La forma de hacer reconocimientos :
He visto / observado que .........  a  conseguido, ha realizado , a mejorado, ha ayudado, se ha comportado...... .......  ( todo positivo)


Espero que te hayan gustado las propuestas que te presento hoy, mi experiencia es muy positiva con ellas por eso te animo a que pruebes alguna y me cuentes como te ha ido.
Un saludo





5 comentarios:

  1. Qué interesantes!! Me encantan. Tomo nota para hacerlo en mi familia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué interesantes!! Me encantan. Tomo nota para hacerlo en mi familia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando lo hagas cuentame que tal te ha ido, me encantará conocer otras experiencias. Un saludo

      Eliminar
  3. Gracias Eva! Me encanta el tarro de los buenos momentos!! Comparto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animate ha hacerlo en casa y me cuentas. Gracias por compartirlo.

      Eliminar